Desabastecen al mercado de segundas marcas de leche

20190217_085032647_bae180219-006f02.jpg_541755376
En una política claramente especulativa, algunas empresas lácteas desabastecen al mercado de segundas marcas de leche fluida, por lo que los consumidores se ven obligados a comprar las marcas más caras, ante los controles insuficientes del Gobierno.

Tanto en bocas de la Capital Federal como de diversos municipios del conurbano se advierten carteles en los que la excusa perfecta son las inundaciones para especular con la escasez de leche y los precios. “Por razones climáticas, que afectan al Litoral y a la provincia de Santa Fe, la disponibilidad de leche en nuestras góndolas puede verse disminuida”, expresan los carteles en locales de Carrefour Express, por ejemplo en Bernal, Quilmes y Wilde.

En algunos casos, incluso la venta es racionada y se limita a 3 litros por consumo familiar diario. Claro que primero se deberán encontrar las marcas más económicas, que por lo general a las 10.00 ya no están más en las góndolas. Desde una entidad supermercadista, ante la consulta de BAE Negocios, dieron a entender que hay maniobras especulativas frente al menor volumen en oferta. Por su parte, el presidente de la cámara Copal, Daniel Funes de Rioja, admitió no estar al tanto de los problemas y prometió informar a este medio luego de una reunión que habrá el próximo miércoles en la entidad.

Asimismo, desde la Secretaría de Comercio Interior dijeron: “estuvimos hablando con la empresa (por la Serenísima) y nos dijo que está entregando normalmente el producto y va a seguir haciéndolo”. En una muestra que los controles son limitados, desde Comercio Interior señalaron: “hicimos relevamientos en supermercados y no se detectaron irregularidades”.

Desde hace varias semanas, los consumidores notan que escasea la leche en sus versiones más populares, como La Armonía, que integra Precios Cuidados.