La venta de autos nuevos se derrumba más del 40%

venta-de-autos
En lo que representa el comienzo de una tendencia que se observará durante todo el año, los patentamientos de vehículos cero kilómetro cerrarán en enero entre 67 mil y 70 mil unidades, una caída pronunciada de más del 40% respecto al primer mes de 2018. 

Así lo anticiparon  fuentes de las concesionarias, desde donde añadieron que -como dato agravante de la coyuntura- los precios de los vehículos aumentarán en promedio un 2,5% en febrero.

“Las terminales nos pasan los aumentos y tenemos que trasladarlos. Siguen argumentando que la devaluación y la inflación inciden en estas decisiones que van a golpear más las compras, que están destruidas”, señalaron las fuentes sectoriales.

Si bien el volumen de ventas de enero se compara con el mejor registro mensual de la historia (118.924 vehículos), desde los salones de comercialización indican que “la caída es tremenda y da un parámetro de que será el 2019”. “De máxima, esperamos patentamientos anuales por 600 mil unidades para el 2019, aunque todo hace pensar que estaremos en los 550 mil”, señalaron. Las ventas durante 2018 alcanzaron las 802.992 unidades, un 10,9% menos respecto del 2017, mientras que en diciembre se retrajo 40,6% interanual, según el relevamiento de la Asociación de Concesionarios de Automotores (ACARA).

Mientras el nivel de unidades importadas ronda el 70% de las operaciones, el primer puesto en patentamientos será para Volkswagen, seguido por Toyota y con un tercer puesto indefinido, pero con las mayores chances para Renault. El utilitario más demandado en el mes de enero será la Toyota Hilux; y el automóvil más vendido, la VW Suran.

Las ventas de vehículos cero kilómetro en la Argentina están atravesando un verdadero derrumbe, que se extenderá al menos hasta el mes de mayo. “Nos esperan cuatro meses de terror, lamentablemente con pérdida de empleo en todo el país”, admiten en las concesionarias. La disparada del dólar generó un fuerte aumento de precios en el segundo semestre del 2018 y desde el segmento comercial consideran que las terminales deberían poner fin a los incrementos de precios, que aplastarán el mercado aún más.

“Los salones de venta están congelados, prácticamente sin la visita de interesados en comprar. Lamentablemente, se prevén muchos despidos de personal”, manifestaron en línea con un anticipo de este medio. Cabe reseñar que a fines de agosto cerraron dos concesionarias emblemáticas, una de La Plata y otra de Mar del Plata, acompañada tiempo después de casos de despidos “por goteo”, más cierres de locales y recorte de vendedores de planes de ahorro.

“La clase media que seguía comprando modelos económicos ya no lo está haciendo por la incertidumbre del dólar y la pérdida del poder adquisitivo”, señalaron las fuentes. En tanto, dentro de las ventas globales, lo que no cede es el componente de los vehículos importados que se ubica en el 70%, una cifra muy elevada y en su mayoría proveniente de Brasil.

El problemático “flex” señala que por cada dólar exportado por la industria automotriz local, se podrán importar 1,5 dólares de Brasil, de acuerdo con el tratado bilateral (Pacto Automotor Común) firmado en el mes de junio del 2015. “Como sucede en todos los segmentos de la industria, hay automotrices que hacen bien los deberes y otras, muy mal”, dicen en el sector privado.