La UIA expresó su malestar con las medidas del Gobierno

20181125_090317316_bae261118-005f01.jpg_541755376
Los dueños y ejecutivos de las fábricas argentinas dejaron de lado las formas que mantenían hasta el momento con el Gobierno nacional y comenzaron a exteriorizar el fuerte descontento que generó entre los empresarios nacionales las políticas económicas que profundizaron la crisis de la industria. Las críticas a la gestión Cambiemos se instalaron en la Unión Industrial Argentina (UIA)  hace bastante tiempo, pero su salida a la luz se había aplazado para evitar un nuevo cortocircuito con los funcionarios.

El escenario de las últimas reuniones de Junta Directiva, en donde llegan a la sede porteña de la entidad los representantes de todas las territoriales y sectoriales del país, comenzaron a tener menos convocatoria. Así, quedó lejos la foto de múltiples reclamos que se hacían en forma de catarsis al ingreso de la peor recesión que aprontan los industriales después de muchos años.

Según confiaron fuentes de la UIA a BAE Negocios, la ausencia está relacionada con “la necesidad de estar día a día en las fábricas para poder hacer frente a los problemas”. “En esta altura del año, estamos pensando en cómo pagamos los aguinaldos”, sostuvo uno de los consultados.

La semana pasada, el vicepresidente de la central fabril y titular de la Federación Industrial de Santa Fe, Guillermo Moretti, sorprendió con fuertes críticas al Gobierno. Sin embargo, los industriales confirmaron que “sólo dijo en la radio lo que venía planteando entre los empresarios”. “Muy claro” fue la definición, que se convirtió en respaldo, que dio un hombre enrolado entre las empresas alimenticias de Copal, sector que está golpeado por la destrucción del mercado interno.

El ex presidente de la UIA Héctor Méndez, se mostró “totalmente decepcionado” por la gestión de Cambiemos, y dijo que “la gente esperaba un cambio y cambió poco y nada”. “Me afectó patrimonialmente muy mal la crisis. He pagado el precio de perder acciones y empresas con el gobierno anterior. Pensé que este Gobierno iba a tener más éxito, pero veo que pasa el tiempo y eso no ocurre”, dijo Méndez en declaraciones a Radio con Vos.

Y agregó: “Esto no es la administración de un club de fútbol. tampoco una municipalidad. Goles son amores y acá goles no hay. Vos no podes decir que tenés el mejor equipo en 50 años y tenés jugando un equipo de la B”. Méndez coincidió con la mirada de muchos empresarios sobre la “mala praxis” del Gobierno, alejados del concepto que maneja un sector sobre una crisis inducida. “Es mala praxis no haber pensado que podía pasar esto. Cuando hay tanta mala praxis uno no sabe qué va a pasar a futuro. Empresarios muy serios me dicen: Estamos lisa y llanamente sin conducción”.

Varias de las fuentes del sector confirmaron que serán más dirigentes los que pierdan las “buenas formas” aunque también señalaron que no habrá ruptura inducida de parte de la UIA. “En todo caso, el Gobierno deberá decidir si quiere mantener la relación”. Una señal positiva fue el paquete de medidas a favor de los sectores sensibles que se anunció la semana pasada. Aunque algunos dijeron que se trató de un “manotazo de ahogado”, que llegó para los “enanos que se ahogan en el promedio”.