El Gobierno desestima el paro de la CGT

397980
El ministro de Trabajo, Dante Sica, aseguró que no planea un encuentro con los gremios y apuntó a que "no es un momento oportuno" para el paro general que planea la CGT. Aún no hay fecha y horas definidas para el paro de la CGT. Sin embargo, el Gobierno advirtió ayer que “no considera que sea oportuna” una medida de fuerza del sindicalismo.

Si bien se habla de contactos informales con sectores de la Central Obrera, por ahora la Casa Rosada no planifica un encuentro “cara a cara”. Así lo confirmó el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, en un breve contacto que mantuvo con los periodistas acreditados en la Casa Rosada tras la entrega de los premios Exportar encabezado por el presidente Mauricio Macri.

 El Consejo Directivo bajo la conducción de Carlos Acuña y Héctor Daer se reunirá el miércoles para definir la posible convocatoria a un paro con movilización que incluso podría extenderse por 36 horas. La fecha sería para después del 20 noviembre y antes de la cumbre del G-20.

La última protesta contra el Gobierno nacional había sido el 25 de septiembre. “Opinamos lo mismo que con el paro de hace 25 días. Es un derecho constitucional que tienen los trabajadores, pero no consideramos que sea oportuno en este momento”, reflexionó el ministro.

 Desde el Ejecutivo no reconocen un diálogo específico para frenar el paro. Aseguran que existe una “diálogo permanente” en busca a una “homologación de los acuerdos salariales”. Uno de los interlocutores con los gremios es el ministro Sica, quien comenzó a ocupar un rol preponderante ante la eliminación del ministerio y disminución a secretaría del área de Trabajo, conducida por Jorge Triaca. “Mantenemos los canales de diálogo muy fluidos con todas las organizaciones. No está en nosotros si el paro se levanta. La decisión del paro es un tema que nos excede”, concluyó Sica.

 La escalada de conflictividad con los sectores gremiales comenzó a crecer con los datos negativos de la inflación y el presupuesto de “ajuste” votado en la Cámara de Diputados. En el Gobierno evitan hablar “de un plan antidespidos” como se intentó en otras ocasiones fallidas.

 “El plan antidespidos es trabajar todos los días con las empresas y ver en que situación se encuentran y actuar preventivamente”, aclaró el funcionario ante la consulta de BAE Negocios. El Ejecutivo considera suficiente los programas que se implementan para aliviar la situación de crisis laboral como los repro. Según Sica, los datos oficiales de empleo desde julio manifiestan “signos positivos”, aunque reconocen “problemas en el sector industrial”.

 Otro de los puntos aclarados por el Gobierno tiene que ver con la futura reforma previsional, uno de los puntos comprometidos en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Todo quedará supeditado a lo que suceda en las elecciones presidenciales del año próximo. “El acuerdo con el FMI  no pone fechas ni y establece compromisos con respecto a la reforma previsional. No está dentro de los planes tratar ese tema el año próximo”, garantizó Sica.