Automotrices rechazan el libre comercio con México

autos1
Cuando sólo restan seis meses para que finalice el acuerdo automotor entre la Argentina y México (ACE 55), fechado el 19 de marzo de 2019, las terminales ya diseñaron los primeros trazos de su estrategia. Como punto basal, le plantearán al Gobierno que no aceptarán un sistema de libre comercio con ese país y que quieren continuar con el esquema actual de cupos para exportaciones e importaciones, ya que las condiciones de competitividad son ampliamente desfavorables.

Aunque la posición del electo nuevo gobierno mexicano, que recién asumirá el 1° de enero, es una incógnita, las automotrices locales ya avanzarán en las discusiones con el Ejecutivo para que no esté sobre la mesa la mínima posibilidad de un libre comercio, tal como pretende la administración de Enrique Peña Nieto.

Las fuentes sectoriales dijeron a BAE Negocios que “la base para un futuro acuerdo plurianual es el cupo actual de 637,5 millones de dólares”, que es el que rige hasta marzo de 2019. En 2015, el gobierno de Cristina Kirchner firmó con México  un acuerdo con cupo de exportaciones de autos libres de arancel de u$s575 millones en el primer año, que se fue incrementando a u$s592,25 millones el segundo, u$s612,9 millones el tercero y u$s637,40 millones el cuarto año. Existe la posibilidad de tener un comercio preferencial sin aranceles “por sobre el cupo o cuota”, lo que se dio en llamar Cupo Adicional. Es importante mencionar que este punto no fue incorporado en el acuerdo sellado entre Brasil y México, en el sector automotor.