Cae hasta 30% la venta de electrónica

lcd_ventas_3-660x400
Luego del furor por las ventas de televisores durante el campeonato mundial de fútbol, la industria electrónica de Tierra del Fuego regresó al escenario de crisis con una caída del consumo de 25% a 30% en julio y por ello, las empresas están suspendiendo un día a la semana a 500 trabajadores.

El presidente de la cámara Afarte, Federico Hellemeyer, señaló ayer a BAE Negocios que la medida por el momento implica una sola jornada semanal, que son los días viernes. “La situación es preocupante, pero no significa que los 500 trabajadores estén en su casa; son suspensiones por día. Los días viernes, la totalidad de la plantilla de empleados no trabaja pero si lo hace de lunes a jueves”, expresó.

El directivo expresó que la caída de ventas tiene dos sentidos. El “sell out”, que es “la retracción en la demanda, pero por el otro lado los comercios minoristas están bajando sus inventarios por el encarecimiento del capital de trabajo por las altas tasas de interés. En consecuencia, se da un efecto multiplicador por el cual una caída del 25%/30% de la demanda (sell out) llega a las fábricas transformada en 50% menos de órdenes (sell in) por el efecto de la baja de stocks de los retailers”, narró Hellemayer.

En este contexto, el pasado martes, el ministro de Producción Dante Sica se reunió con la gobernadora de Tierra del Fuego Rosana Bertone, Afarte, las empresas, y los sindicatos UOM y Asimra. El encuentro fue para controlar la marcha del acuerdo firmado el 13 de noviembre de 2017, que estableció el congelamiento salarial por dos años a cambio del mantenimiento de todas las fuentes laborales. “En tal sentido, se le informó al ministro, a la gobernadora, a la UOM y a Asimra la situación de la industria y se dio cuenta de las cantidades actuales de dotaciones de personal que están en los mismos niveles de noviembre de 2017″, agregó Hellemeyer.