La UIA pide al Gobierno que acelere medidas

20180729_101705831_bae300718-006f01.jpg_541755376
La Junta Directiva de la UIA le mostrará al ministro de Producción, Dante Sica, que la industria atraviesa una crisis en toda la cadena productiva, y buscará desactivar la lectura oficial sobre problemas puntuales de algunas fábricas. 

Será mañana cuando reciba al funcionario en la casa porteña de la entidad, lugar en donde cada uno de los sectores y regiones le presentará su cuadro de situación. Todos coinciden en que las expectativas tampoco son positivas si no se producen cambios en la macroeconomía o se aplican medidas urgentes.

Sica llegará sin la compañía de Martín Etchegoyen, quien el viernes pasado renunció a la Jefatura de Asesores que había aceptado en la era Cabrera, cuando abandonó la Secretaría de Industria para hacerse cargo de las mesas sectoriales. Será la primera diferencia de la reunión que mantuvo con la cúpula de la UIA apenas horas de haber asumido. Esas mesas sectoriales son el ámbito que el Gabinete económico había señalado como bisagra para la reactivación de la actividad manufacturera y que Sica, públicamente, ratificó. Pero sin resultados, el exdirector ejecutivo de la UIA  dejó el cargo.

“Estaba pintado”, admitió un empresario industrial, sobre el rol de Etchegoyen, quien es “muy querido” desde lo personal entre los fabricantes, pero que había perdido respaldo en el sector privado por “habérsela jugado mucho por Pancho (Cabrera), y haber dejado a la industria de lado”, según analizó un pyme del sector. Aunque las “razones personales” que esgrimió para su renuncia están centradas en la victoria del secretario de Comercio, Miguel Braun, en la interna que se desató en el Ministerio de Producción.

Tal como señaló BAE Negocios ante la llegada de Sica, la permanencia de todo el equipo productivo dejó “atado de manos” al nuevo ministro, lo que generó mucha inquietud entre los dueños de las fábricas. “Está claro que las decisiones las seguirá tomando la Cámara de Importadores”, se lamentó el dueño de una pyme del interior del país.

El CEU de la UIA compila por estas horas las presentaciones que le llegaron desde todos los puntos del país y de las cámaras sectoriales,. Con esos datos, más los propios del Centro de Estudios, se conformará el escenario a plantear. Saben que Sica conoce de la actualidad industrial, pero quieren ser enfáticos. Por caso, hoy se reúne la poderosa COPAL, entidad que delineará las principales preocupaciones por la caída del consumo masivo y los problemas de competitividad.

La ausencia y el caro financiamiento por la elevada tasa de interés del BCRA será otro de los puntos centrales del encuentro, al que fueron invitados además los presidentes de la Uniones Industriales de todo el país. Serán más de cien asistentes que, desde las 15:30, escucharán una presentación de Sica y luego intentarán tener respuestas a los problemas de cada sector o región.

Uno de los datos que demostró la incertidumbre empresaria fue la confirmación de la depresión del empleo. Las fábricas retomaron el ritmo de desprendimiento de personal a un ritmo cercano a los 4.000 puestos menos por mes. La ausencia de ayuda oficial para sostener la mano de obra privada en sectores con complicaciones coyunturales ratificó el análisis: “Si fuera cierto que son complicaciones temporales, el Gobierno podría activar los Repro. Pero parece que en otros Ministerios no piensan lo mismo”, sostuvo, irónico, un empresario textil.