Caen las ventas minoristas en el primer semestre

1530510065911
Las ventas minoristas de las pequeñas y medianas empresas (pymes) de Argentina cayeron un 2,8 % en el primer semestre del año respecto al mimo periodo de 2017 debido a la “incertidumbre” del mercado cambiario y el “deteriorado” poder adquisitivo de los consumidores, según datos del sector.

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) reveló ayer en un comunicado que las ventas en estos comercios registraron en junio una caída del 4,2 % respecto al mismo mes de 2017.

Pese a ello, sí crecieron respecto a mayo de este año en un 15,7 % debido a la celebración del Día del Padre y al comienzo de los anticipos del aguinaldo, que, según el texto, “le inyectaron más liquidez al mercado de consumo”.

Para CAME, la caída interanual del consumo se justifica en la “volatilidad”, que ha llevado al peso argentino a devaluarse un 40 % respecto al dólar desde abril, y los “mayores problemas de empleo e ingresos”, especialmente en sectores medios y bajos.

Esto ha “deteriorado” el poder adquisitivo de numerosas familias, que “retrajeron las decisiones de gasto”, sobre todo las de “bienes durables”, señala la entidad.

Más allá de la debilidad en las ventas, los comercios debieron hacer frente a los mayores precios con la que llegó la mercadería. Aumentos que, en parte, fueron absorbidos por el comercio para no afectar la demanda”, señaló la entidad.

A su juicio, “tampoco ayudaron” la huelga general convocada por la Confederación General del Trabajo (CGT), principal central sindical de Argentina, el pasado 25 de junio, el paro del gremio de camioneros del día 14, ni los partidos de la selección en el Mundial de Rusia, que, según CAME, “dejaron las calles vacías y restaron ventas al comercio pyme”.