Se frena la venta de autos en junio por la devaluación

ANTICIPO-JUNIO
La venta de automóviles en la Argentina comenzó un declive que se extenderá por unos meses. Por efecto de los aumentos de precios y la devaluación, el mes de junio apunta a cerrar con alrededor de 70.000 patentamientos, frente a los 83.000 de mayo, y una proyección revisada a la baja del millón de vehículos en 2018 a 875.000 unidades.

Fuentes sectoriales graficaron a BAE Negocios que “los salones de venta están congelados, prácticamente sin la visita de interesados en comprar. Vamos a estar en 70.000 o algo menos en cuanto a los patentamientos de junio, y desde julio el número irá cayendo”. En la comparación interanual con junio del 2017, la actividad también será inferior ya que en ese mes se habían comercializado 76.210 vehículos.

De esta forma, el acumulado del primer semestre superará levemente los 500.000 vehículos, pero en las concesionarias ya calculan que el escenario es de 875.000 unidades vendidas para el 2018, por debajo de las expectativas iniciales del millón de vehículos que había a principios de año. “Aunque los autos en dólares están baratos, inciden los aumentos de precios. La clase media que seguía comprando modelos económicos ya no lo está haciendo por la incertidumbre del dólar y la pérdida del poder adquisitivo”, señalaron las fuentes.

Junio cerrará con Volkswagen en el primer lugar del podio. “La caída en el segundo semestre va a ser del 15% versus el segundo semestre de 2017”, estiman en el sector comercial. La nueva meta de 875.000 vehículos anuales es la segunda revisión de las concesionarias que pasaron primero del millón de unidades a 930/940 mil.

En las concesionarias no solamente esperan números inferiores en los meses siguientes, sino que existe un fenómeno interesante. “Por las dificultades económicas, la gente desplaza en parte las compras de autos de gama media a baja o popular. Las ventas de los modelos del segmento medio caen hasta 20 por ciento. Se vio mucha menos gente en los salones”, apuntaron.

Factor importado

Luego de recibir las listas de las automotrices, el sector concesionario aplicó subas que llegaron en algunos casos a más del 10% este mes para los vehículos en general, tanto nacionales como los importados, como ya adelantó este medio. “Vas a tener aumentos hasta julio”, dijeron las fuentes. En tanto, dentro de las ventas globales, lo que no cede es el componente de los vehículos importados, que se ubica en alrededor del 73%, una cifra muy elevada y en su mayoría proveniente de Brasil.

El problemático flex señala que por cada dólar exportado por la industria automotriz local, se podrán importar 1,5 dólar de Brasil, de acuerdo con el acuerdo bilateral firmado en junio del 2015. “Como sucede en todos los segmentos de la industria, hay automotrices que hacen bien los deberes y otras, muy mal”, dicen en el Ejecutivo. Por el momento, nada hace prever que haya una reversión en los niveles de importación y ya se descarta que el flex sea cumplido en junio de 2020.