Admiten que la industria no repuntó en marzo

58531137b2164_750x498

 

De la mano de la obra pública, la construcción mostró un fuerte repunte en marzo, mientras la industria sigue sin revivir, aunque podría haber encontrado un piso tras doce meses de fuertes caídas.

 

De acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dados a conocer ayer, la construcción registró una suba del 10,8% respecto al mismo mes de 2016, en tanto el sector fabril retrocedió 0,4%, y en donde continuó una importante disparidad entre sectores.

El Estimador Mensual Industrial (EMI) acumuló un descenso del 2,4% en el primer trimestre, luego de las contracciones interanuales del 6% y 1,1% de febrero y enero, respectivamente. La caída del 0,4% de marzo es la menor desde febrero de 2016, cuando el EMI se había reducido 0,1%.

En particular, en marzo los sectores que crecieron fueron la industria alimenticia (0,7%), productos minerales no metálicos (2,8%), industrias metálicas básicas (17,3%), y metalmecánica excluida del rubro automotriz (4,9%).

Por su parte, las bajas estuvieron encabezadas por la actividad textil, que se derrumbó 18%, y la industria del tabaco (cigarrillos), que se desplomó 9,5%. Le siguieron refinación y petróleo (-4,2%), la industria automotriz (-3,4%), productos de caucho y plástico (-2,6%), sustancias y productos químicos (-2,2%), Papel y cartón (-1,3%) y Edición e impresión (-0,8%).

El presidente de la Fundación Protejer, Jorge Sorabilla, señaló en diálogo con BAE Negocios que en el sector textil “estamos lejos de frenar la caída”. “Abril fue lo mismo aunque hubo una mejoría” sobre el final del mes, dijo el director de TN & Platex. En particular, en marzo golpeó la entrada de productos importados terminados, lo que provocó “una caída en las ventas” que se vio reflejada en los índices industriales, según Sorabilla. Así, hilados de algodón bajó 29,5%, tejidos 14% y fibras sintéticas y artificiales 30,1%.

“Quizás en mayo pueda empezar a sentirse los planes del Gobierno” para comprar ropa con 3 y 6 cuotas sin interés, vaticinó Sorabilla, quien destacó que los sectores industriales que empezaron a rebotar son los ligados a la obra pública, situación que también se reflejó en el Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC) del Indec.

Es que de acuerdo al EMI, el sector cemento escaló 16,6% y el acero crudo 23,5%.

“Los sectores industriales más golpeados son los que compiten con las importaciones y además estaban protegidos por el cepo”, evaluó Lorenzo Sigaut Gravina, de Ecolatina.

Para el economista, la baja de marzo se dio a pesar de que hubo más días hábiles que en el mismo mes del año pasado, cuando había caído la Semana Santa, que en 2017 cayó en abril y por ende tampoco se esperan signos positivos para este mes.

“El cuatrimestre va a terminar con el sector fabril en el mismo nivel que en 2016, continuando con el estancamiento de los últimos años”, se lamentó Sigaut Gravina.

En cuanto al ISAC, la mejora del 10,8% de marzo fue el primer número positivo después de 14 meses en rojo. De esta manera, el índice que mide la evolución de la construcción finalizó el primer trimestre un 1,8% arriba.

En ese sentido, el consumo de asfalto continuó a todo vapor con un alza del 85,5% en el mes y del 100,4% en el trimestre. Estos números demuestran que la obra pública es la gran carta del Gobierno de cara a las elecciones legislativas de medio término.

También hubo avances importantes en otros insumos como el hierro redondo para hormigón, que sumó 31,2% y el cemento portland, cuyo consumo escaló 16 por ciento.

Los únicos que siguieron para abajo en esta actividad fueron los artículos sanitarios de cerámica (-10,9%) y ladrillos huecos (-1,6%).

“No hay dudas de que la construcción salió de la recesión”, consideró Sigaut Gravina, aunque advirtió que en el sector privado los proyectos se concentran en el segmento Premium, donde el metro cuadrado puede cobrarse a 3.000 dólares y le da rentabilidad al negocio.

Por el contrario, el sector destinado a la clase media tendrá que esperar al despliegue de los créditos hipotecarios, concluyó el experto.