Fábricas de motos critican a Brasil por más barreras y compras a China

15-fabrica-motos
Como si la coyuntura recesiva en Brasil y su efecto en la industria local no fueran suficientes, las terminales de motos radicadas en el país apuntan al socio comercial por la compra de piezas en China, al tiempo que protestan por los plazos excesivos para homologar ese tipo de vehículos nacionales en el país vecino.

Fuentes de la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (Cafam) dijeron ayer a BAE Negocios que “en Brasil traen partes de China y nos venden las motos como Mercosur”. También denuncian barreras paraarancelarias ya que existen demoras en homologar los procesos de fabricación de motos argentinas y, por ende, no pueden ingresar en el mercado brasileño, en un ardid conocido y practicado ante la mirada de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

“Además, Brasil tiene impuestos como el IPI a las manufacturas y te da millones de vueltas para homologar tus motos allá”, senalaron las fuentes consultadas. Las empresas más golpeadas son las firmas más pequeñas ya que Honda y Yamaha “fabrican en Manaos, que es área aduanera especial y no pagan impuestos”.

La semana pasada, el presidente de Zanella, Walter Steiner, manifestó la necesidad de que el Gobierno establezca reglas claras que fomenten la industria nacional y la exportación y se refirió específicamente al caso de Brasil. “Desde Brasil se importan motos que no cumplen con el 60% de integración regional. Cuando queremos exportar debemos pagar mucho más cara la homologación y Brasil impone impuestos internos del 35%, de los cuales los fabricantes de Manaos están exentos, por lo cual se hace imposible colocar allí nuestros productos”.

En la continuidad de las reuniones con los sectores sensibles de la industria contenidos en las 1.400 posiciones arancelarias que ya gozan de licencias no automáticas, el Gobierno recibió a los fabricantes de motos y motopartes con el objetivo de analizar y empezar a definir normas técnicas que protejan aún más a este segmento de las importaciones.

Con el fin de elevar la sustitución de importaciones y dinamizar la actividad, la cadena de la moto presentó también un borrador de proyecto de ley, donde las terminales asumen el compromiso de comprar más partes locales y donde el valor agregado nacional deberá ir creciendo cada dos años.